Nos vamos de excursion

El sábado pasado Luis, Pere y un servidor nos fuimos de excursión al Baix Empordà, más concretamente a ver los pueblos medievales de Monells, Peratallada y Pals.

dsc04152

Salimos hacia allí a las 8:30 de la mañana, bueno un poquito más tarde que se me pegaron las sabanas, el trayecto es por autopista casi hasta Girona y luego unos 25 kilómetros por una bonita carretera de montaña plagada de curvas, de arboles y de bonitas vistas.

dsc04231

Nada más entrar en Monells se cruza una riera en cuyas calles laterales se puede aparcar. El pueblo tiene alrededor de 200 habitantes, y es muy tranquilo, sus calles de piedra y con bonitos arcos en las plazas te traslada a otra época. En la plaza están los 2 bares del pueblo, en uno almorzamos y nos pusieron un bocadillo como mi antebrazo de grande.

dsc04200

La única pega del pueblo, por decir alguna, es que es muy pequeño y lo ves enseguida, pero se respira una paz abrumadora.

dsc04253

De Monells partimos dirección Peratallada, pueblo con unos 450 habitantes y apenas un cuarto de hora en coche. El pueblo también de arquitectura medieval está totalmente enfocado al turismo, tanto que acaba resultando agobiante. Hay más bares y restaurantes por metro cuadrado que en Barcelona y la afluencia de gente también es mayor, en verano debe estar a rebosar. Eso no quita que el pueblo es bonito y durante el año hacen varias ferias medievales muy interesantes.

Siguiendo nuestra ruta nos fuimos a Pals, el pueblo más grande de nuestra ruta unos 2500 habitantes, también orientado al turismo, pero sin ese descaro acaparador de Peratallada.

dsc04324

El casco antiguo está en una colina dominada por una pequeña fortaleza, con calles estrechas y empinadas. También un par de pequeños jardines le dan un aire acogedor.

dsc04352

En lo alto hay un mirador desde el que se pueden ver las montañas nevadas del Pirineo, y sentir en el rostro el poder de la tramontana.

dsc04356

En las afueras del pueblo nos fuimos a comer al restaurante Mas Roig. El local es una antigua masía con varias salas con paredes en piedra y techos altos. El servicio es muy correcto y la comida está bastante buena, pudiendo elegir entre platos contundentes o cosas muy elaboradas. La carta de vinos es bastante amplia y el precio sin ser barato está muy de acorde con lo ofrecido.

Y después de comer, con la calma de regreso a la ciudad.

Todas las fotos de la excursión en mi pagina Flickr.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s